Un día de invierno en Manlius, NY

Me levanto y apenas puedo creer la cantidad de nieve que cayó durante la noche y aún peor, el viento la removió como si se  hubiese peleado con las nubes.

Los  niños y adolescentes pegados a la televisión aguardan con ansiedad escuchar la palabras soñadas del metereólogo: “no hay clases hoy por la inclemencia del clima ”.  Todos echan gritos de alegría; unos vuelven a sus camas; otros se apresuran a poner sus trajes para la nieve para jugar con ésta afuera; otros textean a sus amiguitos para darles las buenas nuevas si no las saben todavía; y los mayores irán de compras o saldrán almorzar juntos; algunos esquiarán por las colinas o se quedarán en casa poniéndose al tanto con sus amigos en Facebook.

Yo, como los niños comparto el jubilo y aprovecho el día de asueto para escribir y observar las actividades invernales de ellos desde mi ventanal, haciéndome la idea de que estoy Acapulco en las escaleras, por la presencia del astro ardiente y la compañia fiel de mis trece felinos.

Las niñas de al lado de mi casa hacen un enorme mono de nieve. Una vez terminado, deciden vestirlo para que no le dé frío: le ponen una corbata, bufanda, manoplas, sombrero y para que sonría una rebanada de jitomate, añadiéndole como nariz una zanahoria; vaya que disfruto de su creatividad.

Los niños de enfrente juegan a las güerritas con de bolas de nieve, protegiéndose de cada bando trás los fuertes de nieve que ellos han construido. Me doy cuenta que la güerra asusta a los patos que vienen a mi jardín a robarse las semillas de los pájaros. De repente, observo las huellas delatadoras en la nieve de los hambrientos ciervos, de las dos zorras que han estado devorando algunos de mis mininos y hasta la de un tlacuache, que llena sus tripas con el alimento de mis felinos que dejo en la terraza.

Mientras tanto, los exhaustos limpia-nieves no se dan abasto para quitar esas nevadas para  que los menos suertudos no se resbalen o patinen por las avenidas, calles y carretera, camino a sus quehaceres.

Este paisaje invernal nunca dejará de inspirarme. Parece que todas  las casas  y árboles han decidido vestirse de blanco, acordando con la brillantez del sol y la nueva alfombra blanca en el suelo como si la naturaleza aguardara el casamiento de una feliz pareja

Advertisements

20 thoughts on “Un día de invierno en Manlius, NY

  1. Lo siento, es muy triste que las dos zorras se han estado devorando algunos de sus gatos. Pero cuando dijiste el entusiasmo de los niños, yo recuerdo cuando yo tuve no clases por una fuerte tormenta nieve. Yo también hice hice un mono de nieve. Fue mucha diversión. Hoy la nieve es todavía muy hermosa.

    • Amber:

      A mí también me encanta la nieve y aunque no se cancelaron las clases en Oswego, yo no pude salir del garage por la cantidad de nieve. Me alegra que hays disfrutado de la nieve como los niños en mi relato.

  2. La nieve siempre es un paisaje muy bello y tambien trae mucha felicidad, especialmente paras lo niños. La nieve hace que los adolescentes y los adultos se sientan como niños otra vez. En la universidad cada vez que nieva todos deseamos que cancelen las clases y muchos de nosotros nos quedamos viendo películas y comiendo en nuestro cuarto. Mi temporada favorita es el verano porque no me gusta el frío y me encanta estar en el agua. Pero cuando estoy en mi casa me encanta jugar con la nieve con mi hermanito y mis hermanas. Cuando ellos están felices yo me pongo contentísima. Mi primer año en Oswego, hubo una tormenta de nieve bien grande y no hubo clases por dos días y mis mejores amigas y yo hicimos muchas payasadas. Nos pusimos maquillaje, hicimos videos cómicos y bailamos mucho. Las memorias siempre son mis partes favoritas del invierno.

  3. I remember when I was in elementary and even middle school I would gather my sisters and my friends and we would all wear our socks inside out (as a way of a praying for snow. The next morning, just like your kids would sit in front of the TV and HOPE that our school was closed.

    My family and I race sleddogs so I can share your love of winter. We go all over the country and even into Canada to race. You should go to a race sometime, I think you would love it. Although you are more a cat person, you still would love it!

    I love the end of the blog as you talk about the white all around and the way the sun is shining through…you said, “its almost like nature is awaiting a marriage of a happy couple.” Such great imagery here! Thanks for the post!

    Sorry to hear about the kittens being eaten. But I do remember you telling us about the opossum!

  4. I grew up in Rockland County. It’s located downstate and although we get snow, it’s never a large amount. Oswego has been a different experience with its windy and snow frenzied winters. Ironically, I’ve had more snow days in Rockland than I’ve had in Oswego. In fact, I believe I’ve had two snow days out of the three winters I’ve been here. I miss that feeling of waiting to hear the verdict of a snow day. I still remember wearing my pajamas inside out and staying up late. I’d wake up at the crack of dawn and check the computer to see if anything had been posted on the website. Looking back, it’s humorous to think about how excited I got over a snow day. It wasn’t even the excitement of missing a day of school. It was everything that came with a snow day. I’d walk down to my friend’s house and we’d play for hours. We’d walk to the golf course in the back of our neighborhood and sled. For children, Snow days are not meant to sit inside and relax. They are meant for exploration and that extra free day they have in the school year. I valued snow so much more when I lived in Rockland. It is a rarity. Unlike Rockland, snow is so prevalent that it hardly fazes me here.
    I wonder what you thought of all the snow when you moved from Mexico to New York. I could not imagine living in a warm environment my entire life than moving to some place cold. Actually, I can somewhat relax since the weather is extremely different in Rockland than Oswego. Although, moving from Mexico to New York must be a different story. I’m guessing you love the weather since you are living in New York! I always say that I’d love to move somewhere warm. I think California would be the perfect state since it’s never humid. I’m just excited that summer is on it’s way so that I can enjoy the sun again.

  5. I remember those days when i would come down stairs hopping for a snow day. We would go out side and build forts in the snow. my brother, sister, and myself loved to build tunnels in the snow mounds from our dads plow. One time we even made a tunnel that we could slide down. Those were the great days that I miss. Now I look at a snow day as a chance to sleep in and not go outside.

  6. I love snow days! Although they don’t seem to happen as much at Oswego as they did in high school. I thought this winter was a pretty easy one. I am from Watertown and they tend to get hit pretty hard with snow. Even up there it was an easy winter. One thing I hate about Oswego is the wind! I grew up near the river and the lake, but I don’t ever recall the wind being as bad as it is here in Oswego. There were many mornings where I got up to go to work at 2:30am and it was 25 below 0. Not fun!! Atleast the snow is pretty. 🙂

  7. Creo que el invierno es muy bonita. En la escuela secundaria usaba no quieren tener la escuela. Me gustaba salir con mis amigos y jugar en la nieve. Mi parte favorita del invierno bebiendo chocolate caliente.

  8. Esta historia me recuerda cuando era más joven. Me encanta jugar en la nieve. Yo siempre iba en trineo sobre días de nieve.

  9. Muy bien escrito! Este escrito me recuerda todo cuando era más joven en los días de nieve, que se ha capturado que utilizo para hacer cuando yo era pequeña, como un muñeco de nieve, peleas de bolas de nieve y fuertes. Lo siento mucho sin embargo para escuchar acerca de cómo los zorros se han de comer sus gatitos, que es horrible.

  10. No hay nada mejor que tener un día de nieve, incluso en la universidad todavía me va a escuchar la radio para ver si la escuela va a tener uno. También observamos una clase de escuela media dos veces a la semana y me aseguro de que sé que los estudiantes tendrán la escuela ese día. Mañana es el aspecto tal vez no haya ninguna escuela en Siracusa, tengo los dedos cruzados.

  11. ¿Dónde está Ny Manlis? Que se parece a un montón de nieve. ¿Es más de Oswego? Es bueno que hayan disfrutado el día libre.

  12. Esto es exactamente cómo sentí como un niño cuando había un día de la nieve, y yo todavía hago ahora. El entusiasmo que viene sobre mí, y cómo planea su día con actividades divertidas. De algún modo, nieve días parecen más largos que días regulares. Los días de la nieve también me inspiran también. Es un día donde usted puede descansar, pensar, y apreciar realmente cosas. Algunos de mis mejores momentos creadores vienen con un día de la nieve.

  13. Hay mucha nieve aquí. Vivo en el rochester y nosotros conseguimos mucha nieve también. Aún hoy, me encanta las días sin la escuela porque de la clima. Me gusta esquiar pero no esquio mucho porque rompí mi pierna y tengo dolor en la pierna a veces. Ojalá que hay mucha nieve este año.

  14. El invierno es mi tiempo favorito del ano. Cuando estuvo una muchacha, hay una ventisca grande en Long Island y no hay clase por tres o cuatro dias. Cuando yo vine a Oswego, espere que no hay clases mucho tiempo del ano porque hay mas nieve en Oswego que Long Island. Hay mucho nieve pero clases anulan nunca!

  15. Esta historia me recuerda a cuando yo era joven. Me encantan los días de nieve y llamar a mis amigos. Mi mamá también quedarse en casa y cocinar para todos los niños. No puedo creer que los animales comían a sus gatos. Eso no es bueno. Espero que haya muchos días de nieve.

  16. Este es un espectáculo muy común para mí. Crecí en Fulton, Nueva York y tuvimos nuestra gran cantidad de nieve. Mis padres haría que mi hermano y me levanto muy temprano para salir a la calle en medio del frío de la pala hacia fuera de la calzada. No me gusta la nieve en absoluto! Este post me recuerda a tu otra entrada de experimentar la nieve por primera vez y sentir como si estuvieras en una tarjeta de Navidad. ¿Todavía te gusta la nieve después de estar alrededor de él por un tiempo?

  17. No puedo creer la cantidad de nieve que tenemos aquí. Cuando la escuela fue cerrada siempre fue mi parte favorita de días de nieve. Es bueno tener compañía en días de nieve. Creo que el invierno es una temporada hermosa.

  18. Recuerdo mi primer invierno con la nieve en Kerrville, Texas a los nueve años de edad. Ese invierno tuvimos alrededor de una pulgada de nieve y era la primera vez que vi la nieve que no estaba en la televisión. Mi hermana y yo fuimos corriendo en nuestros pies descalzos para investigar este extraño suceso. Mis primos habían venido de Nueva York para que nos visite y se rieron de nosotros hemos jugado en la nieve, sin protección contra el frío. También recuerdo que fuimos a comprar ese mismo día a pesar de que el condado había cerrado debido a su incapacidad para arar los caminos. Automóviles en Texas no suelen manejar nieve cada año, así que la mayoría de la gente se quedó en casa. Mis padres son de Nueva York orignally por lo que la nieve no era un problema para ellos. La vida era diferente en Texas luego nos mudamos a Nueva York para estar con la familia. No me gusta la nieve a todos y espero que mudarse a otro estado sin nieve.

  19. This reminds me of the blizzard we had in the city in 2003. We had 2 foot of snow. It was a lot of fun doing this

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s