Correo Electrónico para Amantes

Fragmento de la novela: Correo electrónico para amantes por Beatriz Salcedo-Strumpf

“Antonio:

Pues me parece muy bien que aceptes dar la conferencia. Las fechas que me dices son buenas. Lo único que tengo que hacer es una propuesta al jefe del departamento y solicitar dinero a las diferentes organizacionespara cubrir tus gastos. No te preocupes soy expertas en relaciones públicas. Nunca he hecho esto, pero no me queda la menor duda que todo saldrá de maravilla, ¿no?

Sería bueno pensar en un título para la conferencia. Déjame saber sobre qué te gustaría hablar.

En cuanto a tu novela Tuya, veo que el narrador le fue infiel a alguna amiga en aquellos tiempos. Es muy similar al autor y lo dices sin ningún remordimiento. Me alegra el haber roto con nuestra relación en aquel entonces.

Creo que nunca me  perdonarás  haberte rechazado cuando nos conocimos en la Universidad.  Ambos, apenas iniciábamos nuestras carreras. Pienso que  te dolió el haberte dicho que no saldría contigo, porque los escritores se mueren de hambre. Yo estudiaba idiomas, consideraba que  eso sí era lucrativo. Y ahora me doy cuenta que debió dolerte  mucho. Admito que fue  un gran error. Pero en aquellos tiempos tú no desconocías todas las carencias materiales y emocionales que yo había sufrido y necesitaba a gritos una carrera que me redituara altos beneficios económicos.

A propósito, el hecho que sepa cocinar no tiene nada que ver con mis conocimientos.

En estos momentos escucho una canción que me encanta. Mira lo que dice: “you are just to good to be true, can’t take my eyes off you/ I want to hold you so much/ I love you baby/ and if it’s quite right, I need you baby”.

Desconozco quién es el o la cantante, pero la siento muy acorde con mis sentimientos hacia ti. Sé que no te gusta la música norteamericana y tampoco  bailar. ¡Qué horror!  Estoy bien jodida. De los novios que tuve, ninguno sabía bailar.

Te voy a contar una historia muy cómica. Me ocurrió en Italia cuando era soltera.¡ Cómo gocé ese verano! Ha sido el mejor de mi vida.

En Perugia, conocí en la casa que me hospedaba a Francesco, un italiano. Un día me invitó a Ancona donde sus padres tenían una casa de descanso cerca de la playa. Y te digo que nadie en mi vida había tenido tantas atenciones como las que tuvieron los padres de Francesco conmigo: su padre quería que me quedase a vivir  con ellos. El padre me prometió una posición excelente, y su mamá tenía un semblante de una madona y muy feliz al verme. Yo estaba muy confundida, pues Francesco era un tipo guapísimo, sensible y con un buen sentido del humor, pero no estaba segura si tuviese algún interés amoroso hacia mí.

Ese mismo día salimos a caminar por la playa, y aprovechó para decirme:

-Mila, debo dirte qualcosa molto importante.

Y emocionada pensé: sí era obvio su interés hacia mí.

Y me preguntó:- sai che cosa é un finnochio?

-Sí, le contesté.

-Io sono uno. Con arduo trabajo me tragué la saliva , y le dije que yo respetaba  a los seres humanos sin importarme sus preferencias sexuales. Por supuesto no era sincera con él.

Medité por un instante en silencio ” ! qué desperdicio de hombre!” Eso explica el comportamiento de sus padres hacia mí. Cuando regresé a mi país continuamos la amistad, pero un día sus cartas cesaron de llegar.   A veces me pregunto qué habrá sido de su vida. Espero que esté bien.

Bueno, te dejo y no porque quiera, sino por mis ocupaciones me llaman. Invitado a comer como de costumbre. Cocinaré un stir fry con verduras y arroz blanco.

Un fuerte abrazo,

La Maga.”

PD. Gracias por los consejos para mi tesis. Te prometo que los seguiré.

Y lo de las tortillas, tú también aprenderás a tortear cuando pruebes las que venden aquí;  que al comerlas parecen zuelas de zapato.

Te diré el hacer tortillas perfectas tiene su arte. Me tomó un buen rato perfeccionar  la técnica, y ahora me siento feliz de haber logrado el difícil arte de tortear. Y para dejarte azorado también sé preparar tortilla de harina, éstas son más complicadas que las otras porque la masa se debe reposar  y más tarde deberás estirarlas  bellamente con el rodillo. Y como sabes habito en un área donde escasean los hispanos. De modo que no hay mucha demanda por tortillas con sabor.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s